Cuentos cortos para dormir

Cuentos cortos para dormir es un título que no le hace favor a este estupendo libro para niñ@s. Más bien parece el título de un libro sin muchas pretensiones, que parece que solo sirve para acabar rápidamente la lectura con nuestros hij@s antes de irse a la cama, como si fuera un trámite pesado. Pero este libro ofrece unas historias deliciosas, dedicada cada una de ellos a una letra o a un número, y teniendo como protagonistas a simpáticos animales.

Portada del libro Cuentos cortos para dormir.

Para destacar una letra en cada cuento, los autores han utilizado palabras escritas con esa letra formando poéticas y divertidas historias con animales. Si se trata, por ejemplo, de la g, allí que van a una fiesta el águila, el oso hormiguero, el pingüino y la cigüeña. Y para ponerle nombres a los animales, obviamente uno que empiece por la letra protagonista en cada cuento; y siempre encuentran unos nombres diferentes y originales: la liebre Liliana, la oveja Robustiana, la gallina Cotufa… Pero lo que más me gusta es el carácter positivo de estos minicuentos, siempre narrando pequeñas aventuras con animales que colaboran entre ellos para ayudarse.

Con los números pasa lo mismo. Lo normal es pensar que un cuento breve que repite el mismo número no tendrá ni pies ni cabeza, pero los autores saben coser pequeñas historias con ritmo y divertidas rimas.

Cuento del libro Cuentos cortos para dormir. El lagarto Celestino.

Otro punto a destacar son las ilustraciones, acuarelas muy expresivas y dinámicas, representando al variopinto abanico de animales, resaltando siempre la complicidad y amistad entre ellos.

Es tan bueno que se han editado los cuentos por separado y suelen estar presentes en las bibliotecas escolares.

A mi hijo le ha encantado siempre este libro, se lo leemos desde que era muy pequeño y siempre lo ha pedido. Algunas de sus historias favoritas son La bruja Belinda, El lagarto Celestino y Diez ratones dentro de un armario.

Los cuentos son de Beatriz Doumerc y Pedro Mari García Franco.

Los ilustradores son Horacio Elena, Mabel Piérola y Francesc Rovira.

Está editado por Bruño en 2002.

Cuento del libro Cuentos cortos para dormir. La bruja Belinda.