Yolanda Domínguez. «Cambiar las imágenes para cambiar el mundo»

Imagen del vídeo Niños vs Moda de Yolanda Domínguez

     Yolanda Domínguez es una artista visual que está dedicando parte de su trabajo a hacer  visible la diferencia entre los roles masculinos y femeninos que divulgan los mass-media. Este año tuve la suerte de conocerla y poder asistir a una conferencia y curso que impartió en La Térmica, en Málaga. El título de la misma ya invitaba a pensar: “Para lucir hay que sufrir”.  En primer lugar, nos hizo reflexionar sobre cuáles fueron las imágenes que nos habían acompañado en nuestra infancia. Tómense un ratito y hagan este sencillo ejercicio.

     A mí la primera imagen que se me vino a la cabeza fue la de Heidi que, mira por dónde, sigue hoy en día en vigor, aunque con nueva edición. ¿Quién es este personaje? Pues una pobre niña, como lo era Marco, que sufría y lloraba mucho. Pero a diferencia de Marco, que emprendió un largo viaje para encontrar a su madre, Heidi vivía por y para los demás; ayudaba al abuelo, a Pedro, a la humilde abuela de Pedro, a la señorita Clara y aguantaba el mal carácter de la institutriz Rotenmeyer. También recuerdo a Rommy, una dulce princesa india, salvada por el astuto y aventurero Willy Fog, y a  Don Quijote de la Mancha y su amada Dulcinea, a la bruja Avería y algunos más.

     Ciertamente, la imagen de la mayoría de las mujeres latente en mi recuerdo coincide con la visión decimonónica de las féminas: mujeres que debían dedicar su vida a los demás, primero a sus padres, a sus hermanos, luego a su marido, seguidamente a su descendencia y finalmente de nuevo a sus padres. En definitiva, mujeres cuya actividad estaba entorno al hogar, de ahí el apelativo de “el ángel del hogar”.

     Luego, Yolanda nos siguió haciendo muchas preguntas: ¿Han cambiado hoy nuestros referentes? ¿Desarrollamos insensibilidad a las imágenes? ¿Para qué se utilizan? Es entonces cuando me di cuenta, y eso que mi trabajo siempre ha estado y está relacionado con las imágenes, que quizás yo misma estaba empezando a estar anestesiada o abducida por la ingente contaminación visual a la que estamos constantemente sometidos.

     El ejemplo más claro de cómo todos nosotros podemos convertirnos en víctimas receptivas y pasivas de los crueles estereotipos ofrecidos por los medios de comunicación fue cuando nos enseñó su trabajo Niños vs. Moda 2015. Se trata de un vídeo en el que un grupo de niños y niñas de 8 años describen algunas imágenes de campañas publicitarias de moda. El vídeo provoca risas, ya verán ustedes, y lo hace por la espontaneidad de los protagonistas. Sin embargo es desolador cuando comprobamos que ell@s decodifican con rapidez las imágenes para desvelar “la violencia implícita y la desigualdad en el tratamiento de hombres y mujeres”. Las chicas aparecen con posturas imposibles y ejecutando acciones desafortunadas como la de una joven sonriente metida en una papelera, o chicas extremadamente delgadas y demacradas que como los mismos niños y niñas dicen “tienen hambre” o se “podrían morir”. Frente ellas, los chicos están felices y posan en espacios que invitan a pensar en la heroicidad  y el éxito del hombre en el mundo académico o empresarial.

Imagen del vídeo Niños vs Moda de Yolanda Domínguez

     El mensaje que Yolanda nos deja es muy importante: ¿quién nos enseña a leer las imágenes? ¿Cómo y para qué se usan? Los que cursamos disciplinas relacionadas con el arte, el diseño o la comunicación, sabemos lo mucho que puede decir una imagen y que puede educar, adoctrinar o indicar el lugar que nos quieren hacer creer que tenemos en nuestra sociedad. 

     Se dice que el mejor arte es aquel que te propone cuestiones pero no te da la respuesta. Así lo hizo Yolanda, aunque acabó aconsejándonos que lo mejor es llevar “una dieta sana de imágenes” evitando la acomodación, la pasividad o la infantilización de nuestra mente. Yo, como madre, también propongo que comencemos a estar más activos e ir enseñando a nuestros hij@s a ver imágenes. No es fácil, pero podemos y debemos intentarlo. Hagámosles ver que la diversidad existe, que hombres y mujeres somos iguales y que para tener el mismo lugar en la sociedad así debemos ser representados.

     Os dejo el enlace del vídeo Niños vs. Moda 2015: yolandadominguez.com/portfolio/ninos-vs-moda/